Arandelas bimetálicas: usos y aplicaciones.

Las arandelas bimetálicas son componentes esenciales en una amplia variedad de instalaciones y sectores industriales. Su diseño innovador y sus propiedades únicas les permiten desempeñar un papel fundamental en la mejora de la seguridad, el rendimiento y la durabilidad de numerosas aplicaciones.

En este ensayo, exploraremos en profundidad el uso de arandelas bimetálicas, su funcionamiento, beneficios y ejemplos de aplicación en diferentes sectores.

1. ¿Qué son las arandelas bimetálicas y cómo funcionan?

 

Las arandelas bimetálicas están compuestas por dos metales distintos con diferentes coeficientes de expansión térmica. Generalmente, se combinan aluminio y cobre, aunque también se utilizan otras combinaciones de metales, como cobre y acero. El principio fundamental de funcionamiento de las arandelas bimetálicas se basa en la diferencia de expansión térmica entre los dos metales.

Cuando una arandela bimetálica está expuesta a cambios de temperatura, los dos metales se expanden o contraen a diferentes tasas debido a sus coeficientes de expansión térmica distintos. Esto resulta en una deformación controlada de la arandela, que se puede utilizar para aplicaciones específicas.

2. Beneficios de las arandelas bimetálicas:

 

2.1. Compensación de diferencias de expansión térmica:

Uno de los principales beneficios de las arandelas bimetálicas es su capacidad para compensar las diferencias de expansión térmica entre dos componentes o estructuras. Esto es especialmente importante en aplicaciones donde se necesita un ajuste preciso y una conexión segura entre partes que se dilatan o contraen con cambios de temperatura.

2.2. Prevención de la corrosión galvánica:

La corrosión galvánica es el resultado de las siguientes tres condiciones:

Metales de diferente naturaleza.
Contacto entre estos metales
Presencia de agua y, por lo tanto, oxígeno.

Para reducir la corrosión galvánica es necesario eliminar una de las tres condiciones. Siendo imposible la supresión de metales y agua u oxígeno presentes, se recomienda evitar el contacto directo entre metales de diferente naturaleza.

La corrosión galvánica es un problema común cuando se conectan metales diferentes en presencia de un electrolito, como la humedad. Al utilizar una arandela bimetálica, se puede evitar la corrosión galvánica al crear una barrera entre los dos metales, lo que prolonga la vida útil de la instalación y reduce la necesidad de mantenimiento.

Las arandelas bimetálicas colocadas entre abrazaderas de toma a tierra/equipo de potencia, portacables o trenzas flexibles de toma a tierra, y la superficie de acero sobre la que se montan, reducen el efecto de la corrosión y proporcionan continuidad eléctrica.
El lado de aluminio de la arandela se instala en contacto con el marco de acero; el lado de cobre se instala en contacto con la abrazadera que generalmente está hecha de cobre o una aleación de cobre como el latón.

CONSEJO DE MONTAJE: Es fundamental comprobar la compatibilidad galvánica entre materiales antes de montar arandelas bimetálicas en el equipo de puesta a tierra.
Para reducir al máximo la corrosión galvánica, la mejor solución es mantener el mismo material en todos los elementos del circuito de toma de tierra. Sin embargo, este criterio de montaje a menudo es difícil de conseguir.

2.3. Protección contra vibraciones:

Las arandelas bimetálicas también son eficaces para proteger las conexiones de la vibración y las cargas dinámicas. Debido a su capacidad para deformarse y absorber energía, estas arandelas ayudan a evitar el aflojamiento de los tornillos y aseguran una unión más segura en aplicaciones sujetas a vibraciones frecuentes.

3. Ejemplos de aplicación de arandelas bimetálicas:

 

3.1. Industria automotriz:

En la industria automotriz, las arandelas bimetálicas se utilizan en aplicaciones como sistemas de escape, motores y componentes de suspensión. Por ejemplo, en los sistemas de escape, las arandelas bimetálicas se colocan entre el colector de escape y los pernos para compensar las diferencias de expansión térmica y prevenir fugas.

3.2. Construcción y estructuras:

En la construcción y estructuras, las arandelas bimetálicas se utilizan en aplicaciones como juntas de dilatación en puentes, edificios y tuberías. Estas juntas permiten que las estructuras se expandan y contraigan sin causar daños debido a las fluctuaciones de temperatura.

3.3. Industria eléctrica:

En la industria eléctrica, las arandelas bimetálicas se emplean en interruptores de protección contra sobrecarga. Estas arandelas actúan como sensores térmicos y se deforman cuando la corriente eléctrica excede cierto límite, lo que provoca la desconexión del circuito y protege contra daños y posibles incendios.

3.4. Sector de energía renovable:

En el sector de energía renovable, las arandelas bimetálicas se utilizan en aplicaciones como paneles solares y torres eólicas. En los paneles solares, las arandelas bimetálicas se utilizan para compensar las diferencias de expansión térmica entre el panel y la estructura de montaje, lo que ayuda a prevenir la fatiga y los daños por tensiones.

 

Conclusiones:

 

El uso de arandelas bimetálicas en diferentes instalaciones y sectores ofrece una amplia gama de beneficios, que van desde la compensación de diferencias de expansión térmica hasta la protección contra la corrosión y las vibraciones. Estos componentes desempeñan un papel crucial en la mejora del rendimiento, la seguridad y la durabilidad de numerosas aplicaciones, como la industria automotriz, la construcción, la industria eléctrica y el sector de energía renovable.

Con su diseño innovador y sus propiedades únicas, las arandelas bimetálicas seguirán desempeñando un papel fundamental en la evolución y el avance tecnológico en diversas áreas.

Manufactures Cusell está especializada en la fabricación bajo pedido de arandelas bimetálicas cobre-alumino (30% cobre+70% aluminio) en cualquier medida, según necesidades específicas de cada cliente o aplicación, y con plazos de entrega reducidos. Fabricamos arandelas bimetálicas en grosor de 1, 1,5 y 2 mm.

Asimismo, podemos fabricar piezas bimetálicas en formatos cuadrados, rectangulares, con o sin taladro central,….

Consúltenos sus necesidades de este tipo de piezas y le enviaremos un presupuesto personalizado, ajustado a sus necesidades.